Si estás planeando un viaje para esquiar por primera vez en tu vida, este es el lugar correcto para conocer todo lo que debes saber antes de deslizarte por las montañas nevadas. 😉 ¡Acompáñanos!

Cómo prepararte para un viaje de esquí

Como cualquier viaje, la aventura comienza unos meses antes con la planeación. Y en ese proceso, hay muchos factores a considerar cuando es un viaje donde vas a esquiar por primera vez: donde ir, cuando ir, qué tipo de hospedaje elegir…

Nuestro primer consejo es que prepárate para ir por varios varios días (sin duda, esquiar no es un viaje de fin de semana), ya que necesitarás mínimo tres para realmente sacar provecho al resort, conocer todas las montañas y explorar la mayoría de sus pistas. Ese consejo vale principalmente si es tu primer vez esquiando.

Adicionalmente a los días de esquí, quizá podrías añadir un día de descanso o para realizar otro tipo de actividades como caminatas por las altas colinas o rentar unos snowmobiles que son súper divertidos para pasear sobre la nieve sin tener que equilibrarte sobre tus piernas.

Dónde esquiar en el mundo

El segundo paso si quieres incurrir en este increíble mundo es elegir el destino y para eso, te contamos las mejores opciones para esquiar por primera vez.

Algunas de las pistas más famosas se encuentran en el norte del planeta, por lo que varios resorts los vas a tener que ir a buscar a Europa, Canadá o Estados Unidos. Sin embargo, también hay opciones de pistas en Argentina y en Chile.

Val d’Isère en Francia; Zermat, en Suiza; Whistler en Canadá; Aspen en Estados Unidos; Mt Hutt en Nueva Zelanda, las Leñas en Argentina, y Baqueira Beret en España son unos buenos ejemplos, por mencionar.

Cómo entender las pistas de esquí

Las pistas de esquí en los resorts funcionan con colores que designan el grado de dificultad según la inclinación o qué tantos obstáculos encontrarás en el camino.

Pistas verdes. Son las más fáciles. Son ideales para los principiantes, ya que tienen poca pendiente y permiten aprender a mantener el equilibrio sin caerse tantas veces. Por lo regular, aquí verás más niños o grupos con instructores.

Pistas azules. Son las pistas fáciles e intermedias, con pendiente suave, pero en donde ya hay un mayor grado de dificultad. Aquí te puedes encontrar deportistas más ágiles que están practicando para superar las pistas más complicadas.

Pistas rojas. Son pistas de nivel intermedio y difícil. Pueden tener pendientes hasta del 40% y, regularmente, son pistas estrechas, lo que las vuelve más complicadas que las azules. Son pistas para esquiadores con nivel medio-alto. En tu primer visita a la nieve no es recomendable intentar este tipo de pista.

Pistas negras. Sólo para expertos. Es el nivel más alto de dificultad en una pista de esquí, con pendientes que pueden superar el 50% y, por tanto, son espacios reservados para esquiadores muy experimentados o profesionales.

Ejemplo de plano de pistas divididas por colores en Baqueira Beret

Qué equipo necesitas para esquiar

Es importante que el equipo sea especializado e impermeable, ya que si no llevas la indumentaria adecuada puedes llegar a pasar muy mal e incluso sufrir de congelamiento.

El equipo (esquís, botas, bastones, o snowboard) en caso de que no tengas tu propio – o por el momento no deseas invertir en ello – lo podrás rentar a tu medida en los resorts.

Ya si deseas comprarlo, encontrarás todo esto en tiendas como The North Face, Decathlon o Columbia. Un buen equipo de esquí te puede servir durante años, por lo que no es necesario comprarte uno nuevo cada vez que vayas.

Si es tu primer vez esquiando y si no eres un esquiador frecuente, tal vez te conviene pedirle prestado su equipo a algún amigo o familiar o rentarlo.

El equipo completo de vestimenta incluye:

  • Pantalón
  • Chamarra (que tenga muchas bolsitas, por si no quieres estar cargando con una mochila, podrás tener  todo lo que necesitas allá arriba cerca de ti)
  • Underwear térmico
  • Calcetines gruesos (sin costuras para evitar ampollas)
  • Sudadera tipo fleece
  • Guantes de esquí (y tal vez unos guantes delgaditos que quepan debajo de los impermeables)
  • Goggles (puedes sobrevivir con lentes de sol pero recomendamos los goggles para días de mucho viento y nieve)
  • Casco (en algunos resorts, como el de Whistler, es obligatorio. Safety first)
  • Pasamontañas o cuellera
  • Gorrito o banda de pelo
  • Botas de nieve
  • GoPro (documenta tus mejores moves y los paisajes allá arriba)
  • Bolsitas térmicas para meter dentro de tus guantes en días de mucho frío
  • Audífonos (por si quieres esquiar al ritmo de la música)
  • Algún snack para recargar energías en cualquier momento
  • Silbato (en caso de emergencia)
  • Bloqueador (el reflejo del sol en la nieve quema más que un día en la playa)

Consejos para tu primera vez esquiando

¿Has visto las Olimpiadas de Invierno? ¿Cuando grandes atletas hacen giros mortales o se deslizan a toda velocidad cuesta abajo con toda ligereza?

Parece fácil, ¿no? Pues no, ¡no lo es!. Es un ejercicio que requiere coordinación y fuerza, y algo de valentía. ¡No apto para quien tenga miedo a las alturas!

Si es tu primera vez esquiando te recomendamos tomar unas clases en la ski-school del resort donde te quedes. También puedes mirar tutoriales en YouTube antes de tu llegada para que estés preparado y no llegues sin saber nada.

Lo más importante: Toma tu tiempo y trata de ser paciente. Seguramente vas a caer muchas veces al inicio pero eso es lo que hará con que aprendas a esquiar. 😉

Después de esta corta lección para que no llegues en blanco a las pistas de esquí, te invitamos a leer Esquiar en Canadá: conoce Whistler, que es uno de los destinos más famosos para esta actividad en el continente americano.

Si tienes alguna experiencia de viaje o vida internacional que contarnos y que podamos publicar, escríbelo en los comentarios o contáctanos al correo info@internationalme.org