Para conquistar un espacio en un mercado de trabajo cada vez más competitivo, es esencial saber destacar tus experiencias para que así puedas aumentar tus posibilidades de éxito en los procesos selectivos.

Como las empresas actualmente están cada vez más globalizadas, siempre les interesa contratar gente que haya tenido algún tipo de experiencia internacional, que demuestren tener mayor capacidad de adaptación y estar abiertas a nuevas experiencias. Mencionarlo en tu currículum y de manera atractiva puede demostrar al reclutador que tu vivencia en otro país es valiosa para la empresa.

Si ya has hecho un intercambio, hablas más de un idioma, o tienes experiencia en viajar al extranjero y no sabes muy bien cómo poner estas características en su currículum, ¡no te preocupes, estamos aquí para ayudarte!

Cómo describir en el currículum tu experiencia en otro país

El primer paso es analizar el campo más adecuado en tu currículum para incluir tu experiencia internacional y también qué tipo de experiencia internacional vale la pena ser mencionada y cuál no.

El currículum debe ser adaptado al tipo de vacante que estás buscando y mencionar sólo lo que sea relevante para la empresa en cuestión. ¿Tienes duda acerca de esto? ¡Sigue con nosotros que te explicamos!

Existen diversos tipos de intercambio y experiencias internacionales y dependiendo del tipo de trabajo que buscas, puede ser interesante dar más relevancia a la experiencia de haber vivido un mes estudiando un idioma en otro país que mencionar un curso de danza flamenca que has hecho durante un viaje a España, por ejemplo. Recuerda que debes adaptar tu currículum a la vacante pretendida, evidenciando siempre tus cualidades y experiencias que tengan que ver con la imagen que quieres pasar al reclutador.

A continuación, enumeramos los tipos de vivencias internacionales más comunes e indicamos cómo debes mencionar cada una de ellas en tu currículum.

Una recomendación que damos es que si has hecho más de una de las experiencias mencionadas a continuación, puede ser interesante (siempre pensando en la relevancia para la vacante deseada) crear un campo en tu currículum que diga “Experiencia Internacional” e incluir ahí todas tus vivencias en otros países.

¡Entonces, vamos a empezar!

  • Viajes al extranjero

Comencemos por lo más básico y más fácil de hacer: viajar a otro país. Los viajes de ocio se pueden incluir en tu currículum especialmente si tienen relevancia para la vacante que estás tratando de conseguir.

Cuando te vas de viaje a otro país, tienes la oportunidad de aprender muchas cosas: practicar el idioma local, aprender a pasar por situaciones de estrés, improvisar, ser más organizado, aprender a convivir con personas muy diferentes a ti y otras cosas que te hacen crecer como persona. Por eso creemos que agregar tus viajes en tu currículum puede ser algo muy bueno y relevante.

Los viajes pueden ser descritos en tu currículum en el campo de “Habilidades Personales” o “Hobbies” ya que en general, este tipo de experiencia dice mucho sobre lo que te gusta hacer y cómo eres. Sin embargo, dependiendo de la vacante, recuerda sólo mencionar los viajes, sin profundizar en el asunto. Enfócate en el peso práctico que esa experiencia te ha dado y cómo es relevante para tu formación.

Te dejamos un ejemplo de cómo puedes mencionar tus viajes en tu currículum:

“Habilidades Personales: facilidad de relación con diferentes culturas adquiridas a través de diversos viajes al extranjero (Argentina, Alemania, Estados Unidos y Francia).”

Una sugerencia que te damos es que si la vacante requiere fluidez en un idioma vale la pena mencionar estuviste en situaciones en las que el contacto con personas extranjeras fue necesario y tuviste que hablar en otra lengua. Así demuestras que puedes comunicarte en otro idioma en un contexto diferente de una clase.

 

  • Viajes de trabajo

En caso de que hayas tenido la oportunidad de viajar a otros países debido a algún trabajo anterior, es válido mencionar en tu currículum (en la descripción de tu trabajo anterior en el campo de “Experiencia Profesional”) la frecuencia y el motivo de tales viajes.

Este tipo de experiencia internacional es muy relevante y es importante mencionarlo también en la entrevista, si es posible. Enfócate en el motivo del viaje y cómo este te ayudó a crecer y a aprender más de tu profesión.

Te dejamos aquí un ejemplo:

“Experiencia Profesional: Representante de la empresa XXXX en ferias internacionales en la ciudad de Buenos Aires en los años 2014 y 2015.”

 

  • Cursos de especialización, extensión y postgrado (incluyendo maestría y doctorado)

Este tipo de experiencia agrega bastante valor al currículum, especialmente si el curso tiene que ver con el área en que pretendes trabajar. No recomendamos mencionar un curso de surf que hayas hecho en un viaje si estás aplicando a una vacante como contador, por ejemplo. Asegúrate de mencionar sólo lo que sea relevante para la vacante en cuestión.

En este caso es importante describir la experiencia mencionando el curso, la institución, el país y el período en que se realizó. Esto se puede hacer en el campo “Otras Actividades” o “Experiencia internacional”, como lo demostramos a continuación:

“Curso de Fotografía y Photoshop realizado en la Universidad de Cambridge – Estados Unidos en agosto de 2013.”

Ahora, si has estudiado un curso como un MBA o un postgrado, creemos que lo mejor sería mencionar estas actividades como parte de tu formación académica:

“Maestro en Derecho Internacional por la facultad de Business and Law de la Universidad de Harvard. Estados Unidos – 2012 y 2013.”

 

  • Curso de idiomas

Cuando te vas a otro país a hacer un curso de idiomas, sin importar la duración, vives bastante de la cultura en la que estás, lo que enriquece mucho tu experiencia de vida.

Nosotros sugerimos que este tipo de actividad sea incluido en el campo “Experiencia Internacional” o “Otras Actividades”, acompañado de una pequeña descripción de la experiencia (curso, motivo, institución, país, duración).

También puede ser interesante, dependiendo del perfil de la vacante, mencionar el nivel de contacto que tuviste con extranjeros y nativos durante el período, ya que éste es un punto que demuestra tu capacidad de adaptación y de convivir con diferentes personas (punto muy apreciado por el mercado de trabajo).

Puedes hacer algo parecido al siguiente modelo:

“Intercambio cultural para el estudio del idioma y de la cultura española en la escuela Enforex en Barcelona, España, entre junio y julio de 2011. Ese verano viví con una familia anfitriona e interactuaba todo el tiempo con locales y estudiantes de varias partes del mundo”.

 

  • Intercambio Académico

Muchas personas aprovechan sus estudios universitarios para estudiar un semestre en una institución extranjera, lo que ocurre generalmente a través de convenios entre su universidad y la institución a la que desean ir. Este tipo de experiencia suele tener un peso importante principalmente si eres recién graduado o si estás buscando hacer prácticas profesionales o un programa de trainee.

Recomendamos que tu experiencia de intercambio académico sea incluida en la sección de tu currículum referente a tu “Formación Académica” o en “Experiencia Internacional”. Debes mencionar el nombre de la institución en la que estuviste, el país y el período de duración del intercambio, como en el ejemplo siguiente:

“Intercambio académico en la Universidad Iberoamericana (Campus Ciudad de México) en la Facultad de Comunicación. Ciudad de México – enero a diciembre de 2015.”

 

  • Voluntariado Internacional

Hacer un voluntariado es una experiencia increíble y que es vista con buenos ojos por prácticamente todos los reclutadores. Por lo tanto, si ya has tenido la oportunidad de hacer un trabajo voluntario en otro país, debes mencionarlo en tu currículum con una breve descripción del mismo y también con el país donde lo realizaste y por cuánto tiempo. 

Puedes hablar sobre tu voluntariado en el campo “Otras actividades” o “Experiencia Internacional”, como en el ejemplo a continuación:

“Trabajo voluntario en Colombia como profesor de inglés para adolescentes de bajos recursos. Enero a julio de 2014.”

 

  • Trabajo o prácticas en el extranjero

Si has hecho una pasantía en el extranjero o tienes experiencia profesional en otro país, debes colocar estos datos en el campo “Experiencia Profesional”. Es realmente importante que esta información esté presente en tu currículum porque trabajar en una cultura diferente a la tuya es una experiencia que agrega mucho valor a tu carrera y puede ayudarte a conseguir el empleo que deseas.

Lo puedes describir como en el siguiente modelo:

“Prácticas profesionales en el área de derecho internacional en la Organización de las Naciones Unidas. Marzo a julio de 2012 – Ginebra.”

 

  • Conocimiento de idiomas

Por último, y no menos importante, debes mencionar los idiomas que hablas y cuál es tu nivel de conocimiento de ellos. Si tienes algún certificado de dominio en el idioma, como el TOEFL o IELTS, por ejemplo, debes mencionarlos también. Te damos una idea de cómo hacerlo:

“Inglés (fluido – Certificado por el TOEFL iBT con puntuación 101)”

cv-ingles

¿Qué tal?, ya conseguiste entender mejor cómo describir en tu currículum una vivencia que tuviste en el extranjero?

Nuestro consejo final para ti es: toda experiencia en otro país es válida para mejorar tu currículum desde que la consideres como tal. Pero antes de describir tus vivencias internacionales para conseguir una vacante de trabajo, acuérdate siempre de ponderar si la experiencia en cuestión tiene algún valor práctico para la vacante para la que estás aplicando y cómo mencionar la información de manera relevante.

Esperamos haberte ayudado con tus dudas sobre cómo describir tu experiencia internacional en el currículum. Puedes dejar aquí en los comentarios alguna otra duda que tengas y, ¡te ayudaremos!

Ah, y estáte atento a nuestra página, siempre damos consejos para ti que quieres saber más sobre cómo ser internacional 😉